noviembre 11, 2009

cuéntame al oido


Sentada en esa cafetería, tomando un té de canela, viendo las personas pasar, a través de esa ventana, me preguntaba aquel día, ¿cuantos sueños arrastran sus pies? ¿cuantas derrotas? ¿A qué saben hoy sus miedos?¿a qué huelen sus sueños ?..¿Por qué suspiran?...Y quise seguir sus pasos, abrazar su alma, susurrar en su oido...Sentarme a su lado, cobijarle entre mis brazos....
Quise oler el aroma de sus sueños,
la nostalgía de sus vidas,
lo anejo de sus melancolías...
También quise abrazar sus risas,
fundirme en sus regazos,
y respirar sin tregua sus alientos.
Quise formar parte de todo aquello,
que a traves de una ventana,
con el barullo inquieto,
me susurraba el viento.


5 comentarios:

dondelohabredejado dijo...

Siempre me sucede hacerme esas preguntas sobre la gente que veo pasar, o que está en el omnibus, o esperando conmigo en el correo o el banco. Imagino historias, imagino sus sueños...
Qué hermoso tema el del video que has compartido.
Un abracito, que tengas un hermoso y pleno fin de semana.

JuanMa dijo...

Pues creo que es fácil compartir confidencias contigo. Tienes unos oídos muy susurrables ;-)

Besos sonrientes.

Rorry_la Charo dijo...

Nos atraen. ¿Cómo seran sus historias? ¿los amarán o amarán sin esperanzas?.Tienen proyectos, sueños, frustraciones? ¿Y los susurros que llegan a nosotros desde las mesas vecinas?¿Las historias a medias oídas y en parte condimentadas con nuestra imaginación...?
Si prestáramos atención de los susurros que nos circundan, descubriríamos un mundo in-imaginado.
Besos
Rorry

alas de vida dijo...

DÓNDELOHABREDEJADO: Hoy quiero imaginar tu vida, y quiero imaginarla soñando que estás junto a las personas que amas, sonriente, no sólo con una sonrisa en tus labios, si no una gran sonrisa interior, sonriéndole a tu propio corazón.Besos.

No sé JUANMA, si es fácil o difícil, sólo sé que intento estar atenta a los susurros y abrir el corazón y el alma, pero supongo, que no siempre lo consigo. Besos.

amiga, permíteme que te llame así, RORRY, siento en cada escrito tuyo que me entiendes tan bien, que es como si antes de hablar ya hubieses escuchado mis susurros...Besos.

L.N.J. dijo...

Una observación muy hermosa y sensible.

Saludos.