agosto 22, 2010

una semana vibrando

   He pasado una semana desconectada de casi todo, vacaciones de crecimiento personal, una vez más he  elegido caminar en un camino de luz y oscuridad, ha sido mágico he constelado, he renacido con el rebirthing, con cada una de las terapías, he amado, he muerto, he ahogado en dolor, en risas, en caricias y abrazos, he sentido y despertado vibraciones dormidas, he quitado capas de la cebolla, entre medio de mi proceso recibí la noticia de que una amiga se fué para siempre(aunque insisto, no creo en la muerte)...
   Lo único que puedo dejaros de mis vacaciones es lo que escribí estando allí, una especie de cuento real, que fué mi forma de sentirlo.
   Hoy, ahora lo comparto con vosotros.

Érase una vez, unas estrellas de colores que se reunieron en un universo.



Ninguna sabía a lo que iba, se guíaban por la estela de su corazón.


Se dirigían a un nuevo universo, un nuevo lugar. Dónde el único equipaje válido era su propia luz.


Se reunieron ocupando sin saber, cada estrella su lugar perfecto en ese universo creado.






Hubo estrellas fugaces, estrellas de paso y estrellas permanentes. Pero incluso la más fugaz de las estrellas


dejó el brillo perfecto e inolvidable en ese universo.






Cada estrella, a cada instante tenía un brillo diferente. a veces una nube gris llovía sobre una de las estrellas apagando su brillante luz, quedando al descubierto como se estremecía el corazón de esa estrella.


Pero el amor de cada una de esas estrellas enseguida daban luz a la estrella apagada. Es así como ese universo no perdía su magia.. Su brillo resplandecia más allá de lo divino, la unión de unos hilos transparentes vibraba de cada corazón a todo ese universo compartido.


La conexión de estrella a estrella era el milagro de la vida, el fluir de lo mágico con lo divino.






Cada estrella se vació y se llenó y cada una de ellas vivió una metamorfosis en el alma.






La perfección existe y está en las alas de ese renacer, en el brillo de ese lugar sagrado que ocupas en este y en cualquier universo.


Eres perfecto a cada instante.


Lo mágico de estos días ha sido sentir, vivir, morir y renacer.






Ahora, desde mi humilde persona, sé que cada estrella volverá a su universo personal, más se que en mi corazón ese universo creado sigue brillando, ayer, hoy y para toda la eternidad, pues como la vida el amor es infinito, inagotable y bendecido cada día por el Dios que cada uno somos.


Te amo y te doy las gracias por formar parte de mi alma, por SER en mi SER y saber que aunque mi universo y el tuyo no vuelvan a coincidir tu luz y mi sentimiento se unen formando la eternidad en mi corazón. Pues ya formas parte de mi alma y el alma es eterna.
**alas de vida**

7 comentarios:

...solo una mujer. dijo...

La grandiosidad de tu alma traspasa las fronteras de cualquier Universo, haciendo que otras almas, otras estrellas menos brillantes, se sientan el centro de la vida al tenerte cerca.

Te iba a decir que jamás sabrás lo que cuentas en mi vida, pero... no hace falta... por que lo sabes.. y si no lo sabes, lo sientes; eso es lo que importa.

Bienvenida a casa estrella.

El búho rojo dijo...

Un cambio... no, mejor aún, un crecimiento... cómo artesano que pule y perfila la obra, mejorándola a cada instante...

No dejes de sentirte viva...

un beso

Anónimo dijo...

Este texto es muy hermoso. Todos somos una estrella y tenemos nuestro brilla ... gracias por recordarme que mi brillo no se borrará jamás mientras estea en contacto con otras estrellas, como tú ... un beso... Junior xxx

alas de vida dijo...

Lo importante para mi amiga es ese lazo invisible que une algo tan sencillo y tan majestuoso como una amistad....Un abrazo querida LADY.


Por fin se despertaron sensaciones dormidas, ganas de vivir, ganas de seguir sintiendo, desde dentro, desde fuera, hacía dentro, hacía fuera...U n abrazo querido BÚHO.

Bienvenido JUNIOR, tu brillo es tuyo, te pertenece por derecho divino, cultívalo, siéntelo, hazlo tan mágico y maravilloso como el universo...Un ABRAZO

Xana dijo...

muy bonito y me alegro que te haya ido bien un beso guapa

SUSURU dijo...

Un maravilloso renacer para vibrar, sentir, amar, ser, soñar.

Un abrazo de corazón a corazón.

El camino del crecimiento no termina nunca....sigamos caminando

María Jesús Verdú dijo...

Me ha conmovido... Es una reflexión sabia, profunda y bellísima