julio 25, 2008

Le gustaba caminar sola por calles estrechas y edificios altos. Dónde los rayos del sol dejaban su ausencia, día tras día.
Así era como sentía ella su corazón. Sin brillo, sin luz, poseído por los suburbios de su propia melancolía.
Vivía allí, entre esas calles diambulando sin cesar. No tenía dónde ir, ni horizontes que perseguir. Algunas de sus calles oscuras y estrechas terminaban en ámplias calles.
Sumida en sus pensamientos alguna vez casi había estado a punto de poner un pie en la luminosidad y amplitud de esas otras calles que la invitaban a salir de su oscuridad.
Pero ella no quería eso, y antes de reposar un pie en la calle de la luz retrocedia en sus pasos para volverse al laberinto de sus adentros.
Aquel día sus píes peseban más de lo habitual , caminaba arrastrando su vida, su alma...Se quedó allí parada. Al final del laberinto de sus penas y mirando sin mirar, sin percibir siquiera toda esa luz que otras veces la hacía retroceder.
La habían atrapado unos ojos, tan tristes como el alma de ella.
Sus pies se habían vuelto lígeros, danzantes, llevándola a dos pasos de esos ojos tristes.
Aquel mimo, con una tierna reverencia dulcemente dejó en su mano una flor y una nota que decía:
"No te des la vuelta"
...Y ella, se sento a su lado, en la amplia calle de la luz y la luminosidad.
alas de vida

7 comentarios:

El búho rojo dijo...

Un inesperado cambio en la vida, con sólo una flor... ¿por qué volver atrás???

Dejemos que el alma solitaria comience a danzar al son de la vida, aún en silencio, compartida...

Un beso

Zully dijo...

LO QUE SEA QUE TE DE LUZ AMIGA.. NO LE SUELTES PORQUE ES TAN DIFICIL ENCONTRARLA Y ES TAN FACIL PERDERLA... SALUDOS!

Javi dijo...

¿Para que dar la vuelta? ¿Para que mirar atrás si el atrás nos impide avanzar?
Ese mimo sabio debería estar en cada calle por la que transitan nuestras vidas y regalarnos a cada uno de nosotros una flor parecida. ¿Y a él, quién se la regalará? ¿Quién borrará la tristeza de su mirada?
Un beso con nota incluída.
Javi

Praxis dijo...

Hola Alas,.. Leer tu escrito ha sido como ver una película. He imaginado cada instante de lo que describes, ha sido muy gratificante y claro que si, esperanza, vivir el momento y no mirar atrás...

Un beso

María dijo...

Mejor no mirar atrás, sino mirar hacia adelante, para no sentir nostalgia, y sí para vivir más intensamente lo que tenemos delante, porque mientras estemos mirando atrás como ya es tiempo pasado perdemos un poquito el tiempo, al igual, que si pensamos en el futuro, mejor vivir el presente.

Me ha encantado tu escrito, gracias por compartirlo.

Te deseo que disfrutes de tus vacaciones y te mando un beso muy grande.

AriaDna dijo...

Que bonito texto dejas en estas líneas, vive cada momento de tu vida y no lo pienses

besos

Shanty dijo...

Mirar para adelante es lo importante. Lo que quedó atras, nos quedó sólo como experiencia.
Besos,
Shanty