marzo 19, 2010

el cielo vibra dentro de mi

  
El cielo me sorprende y me emociona diariamente.
Lágrimas bendecidas por el amor brotan como notas de una canción, al ver desde los cristales de mi lugar de trabajo los colores de este atardecer. Lágrimas que descienden disimuladamente para morir entre mis dedos.
   Ese color anaranjado que ahora tiñe  el cielo, vibra con el fuego que esperándote está al acecho para despertar.
   Aunque a veces siento que no tengo nada que ofrecer todo mi interior hierve con los anhelos de ofrecerte este atardecer a besos desde mi alma, de rebosar de esa energía que emana desde lo más profundo.
   Hoy deseo cantarte al oido muy, muy, muy flojito, muy despacito canciones sin sentido pero con un significado exquisito, que sólo tú y yo entendemos.
alas de vida

3 comentarios:

Juan Antonio dijo...

…no me cierres la puerta déjame entrar y si un día me necesitas
Llámame, aunque sea a esta hora de la noche
aunque ya me este durmiendo;
llámame porque quiero escucharte
antes de dormir para poder, por esta noche,
recordarte en un sueño profundo
tan profundo que no alcanzó mi amor para llenarlo,
pero solo me basta con verte ahí,
aunque yo no esté en él… Interesante tu poema, sigue cultivándolo para que alcances lo máximo en expresiones tan expeciales como lo es la creación literaria poética. En verdad que tu poema es especial, por lo que le felicito y deseo especiales momentos.
Besitos

JuanMa dijo...

Hay tantas cosas bellas que ver, cuando uno sabe mirar... (y tú sabes).

Los significados secretos, a veces, son los que mejor se entienden.

Un beso.

alas de vida dijo...

Gracias a los dos, Ojalá la esencia más pura de amor esté impregnando vuestra vida.