octubre 01, 2010

Un loco.

¿Hasta cuan loc@s somos?

5 comentarios:

alas de vida dijo...

me encanta este video, quizás por que me siento un poco loca, admito que alguna de las veces perdí la confianza en personas, en la vida, en los sentidos.
Pero creo que en el momento en el que abandono la mente, y oígo el latir de mi alma, todo se transforma, todo cambia de color, de olor.....
Yo, confío en la vida, confío en que todo aquello que fué mentira encontrará el camino de la verdad...
Confío en ti, en tu ser y en tu corazón, en que hayará la forma de llegar a lo sagrado que hay en ti.
Abrazate con alma, respírate con amor..

arda dijo...

totalmente locos, por suerte... La locura entendida como ausencia de normalidad nos abre las puertas más insospechadas y nos da una nueva vida!

Ricardo Baticón dijo...

Sí que está guapo el video, Alas... PERO si le engañas y vuelves a engañar y sigue confiando en tí... vaya un amigo, no?... alguna mentira piadosa, vale... pero reincidir tiene ya otro nombre diferente al de amistad!

Para sobrevivir en esta vida actual.. todos tenemos que estar un poco locos porque sino... complicado.

Un abrazo Alas!

alas de vida dijo...

Gracias querida Arda, ¡¡me alegra tanto verte!!...Un abrazo inmenso.

REicardo, creo que todos deberiamos desaprender lo aprendido para empezar a vivir, Un abrazo.

María Jesús Verdú dijo...

He visto el video y me ha recordado mi arcano favorito del tarot: El Lcco, ese que simplemente sigue sus pasos, siempre alerta y confiando, sin preocuparse nir por el paso siguiente ni por el anterior. Es algo que cuesta integrar sobre todo porque cuesta confiar en los demás y te vuelves muy cautelosa y un tanto desconfiada. Sin embargo, creo que puede "compensarse" aprendiendo a confiar en la vida en sí misma, en cada experiencia y no tratar de entenderlo todo pues eso respondería a las exigencias de la mente parlante o del ego. Simplemente, experimentar a flor de piel, con cada sentido, aunque no guste o cueste, cuando hayamos integrado la lección, la misma lección ya no volverá a presentarse.

Por cierto, tu blog es una maravilla. Ojalá te hubiera descubierto antes (aunque todo es como debe ser, perfecto en sí mismo). Te descubrí siguiendo el rastro de Lluna, de quien soy seguidora desde que comencé en blogger