marzo 13, 2011

sin coherencia

  
   Hubo un día en que decidí no abandonar a mi propio corazón.
   Sin embargo es tan fácil dejarse llevar las oleadas de emociones que a veces sucunben de la forma más insólita en el terreno árido de ese cajón interior al que no quieres mirar. Como si al no mirarlo, como si al dejarlo ahí cerradito, con la llave bien escondidita, no existiese, sin embargo de vez en cuando sólo mirarlo hace que tiemble todo lo que dejaste atrás, lo superado y lo que queda por superar.
   No sé en que proceso de mi vida estoy, sé que el tiempo cada vez más se me escurre entre los dedos, me cuesta la mayoría de veces teñir mis folios en blanco de palabras que expresen lo que mi alma está chillando.
   Pido disculpas pues no tengo palabras para vuestros blogs, ni siquiera muchas veces para mi diario, no siento mi vida en blanco, tampoco en negro. Sin embargo siento que necesito coger una brocha y teñir el tiempo de espacios para dejar ir esas inquietudes, esas soledades que a veces sin más penetran hasta las profundidades de mi hielo más increbantable.
   No voy a abandonar este corazón que late, ya son muchas veces las que he dejado que viva su soledad a la suerte de mis heridas, estoy aquí, conmigo, un día sin fuerzas para seguir, y al siguiente cogiendo aliento para retomar el vuelo. Soy yo, y ni siquiera esta mente tan cruel que a veces me obliga a ahogarme en sus desdichas me arrancará el sueño de conseguir ser quien soy.
   No hay palabras para describir lo que un SER es, no las hay, pues todo lo que soy, todo que somos es una vibración tan inmensa que es como mirar al universo en toda su expansión, sabes lo que ves y te maravilla, pero el límite no acaba en lo que ves, no hay límites, lo que somos es tan infinito, tan sagrado y tan lleno de SER....
    Tenermos tanto miedo al miedo que hemos creado, que nos hemos hecho pequeños, tan pequeños, que hacemos grandes al resto.
   Como he dicho muchas veces, como oí ayer en una celebración, quiero caminar descalza, quiero ir desnuda por la vida, quiero estar despierta...
   Caminar descalza para sentir la tierra bajo mis pies, para hechar raices y bendecir cada paso la tierra que piso. Desnuda para quitar todas las capas que un día adherí, y despierta porque ir abriendo conciencia es el mayor regalo de amor que uno puede ofrecerse, ofrecer y en el cual habitar.
                                     **ALAS DE VIDA**

   

7 comentarios:

Igna dijo...

No es preocupante todos en alguna ocasión hemos superado una de estas etapas que tan bien describes.

El corazón es sabio y la mente actúa sin nuestro permiso a veces, de manera que esa conjunción hace que seamos como somos.
Alguien dijo que la felicidad es la ausencia del miedo.
Le pregunto a mi corazón, y éste no me responde.
Bs.

Ricardo Baticón dijo...

Alas, genial post, como todos los que escribes... Me ha encantado el párrafo:

Tenermos tanto miedo al miedo que hemos creado, que nos hemos hecho pequeños, tan pequeños, que hacemos grandes al resto.

... y es que es verdad... hay algo peor que el MIEDO?

Un abrazo

alas de vida dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
alas de vida dijo...

A veces es cuestión de paciencia saber escuchar el corazón, IGNA, no es por llevar la contraría, pero creo que éste siempre responde, aunque como tú, a veces pienso no me responde...

Creo que el miedo a veces es necesario, querido RICARDO, pero en contadas ocasiones, de otra manera sólo puedo hablar de mi, de lo quequeña que me siento cuando tengo miedo...

Rorry_la Charo dijo...

Alas
Es necesario pasar por estos momentos de niebla gris y contumás, de desasosiego y sin razón para emerger enteros y SIENDO, SINTIENDO, VIVIENDO.
Te comprendo, me identifico, quizás porque estoy pasando un momento parecido, quizás porque lo he superado y, en ciega ignorancia, sigo creyendo que lo estoy viviendo.
La vida es una constante crisis, vivimos en continuo cambio y por ese simple hecho SOMOS.
Un gran abrazo

MMG dijo...

Me gusta lo de desnuda y despierta, pero no lo de descalza...sigo trabajando con fluir y echar raíces, es como si no fluyera...
Saludos

SUSURU dijo...

Que sea un tiempo de encuentro con la Libertad y el Amor.
Que traiga el espíritu del cambio fundado en nuestros valores.

FELICES PASCUAS!!!

te abrazo de corazón a corazón