abril 22, 2011

Respirando, aprendiendo

A veces la imagen que se ve aquí arriba me viene a la cabeza, conmigo en lo alto de una cumbre, el sol dándome ese candor, y yo respirando el Amor infinito e universal que al ir penetrando por mis venas hace que el vacio cada vez tome más presencia.
   Me encanta esa sensación de vaciar, de de soltar para que el universo transforme aquello que sueltas en algo mejor.
**alas de vida**

  
En la India se enseñan las "Cuatro Leyes de la Espiritualidad"


La primera dice:
"La persona que llega es la persona correcta", es decir que nadie llega a nuestras vidas por casualidad, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están allí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación.

La segunda ley dice:
"Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido". Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante. No existe el: "si hubiera hecho tal cosa...hubiera sucedido tal otra...". No. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante. Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo.

La tercera dice:
"En cualquier momento que comience es el momento correcto". Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará.

Y la cuarta y última:
"Cuando algo termina, termina". Simplemente así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia. Creo que no es casual que estén leyendo esto, si este texto llegue a nuestras vidas hoy; es porque estamos preparados para entender que ningún copo de nieve cae alguna vez en el lugar equivocado!
Vive Bien, Ama con todo tu Ser y se Inmensamente Feliz!


Desconozco el autor.

5 comentarios:

El búho rojo dijo...

Me gusta pensar que también puedes ser tú el modelo de la foto, siempre que sientas que ha de ser así... aunque discrepo un poco de las cuatro leyes de la espiritualidad... aunque reconozco que lo que es, es... simplemente

Un beso

alas de vida dijo...

...Todo puede ser verdad???'
Se que discrepas, jajaja...Aunque no seré yo quien te de o te quite la razón, al final lo que es, es lo que es....Un abrazo, querido Búho.

Ricardo Baticón dijo...

Hola Alas!

Llevaba un tiempo sin pasarme por tu blog!... He tenido un par de meses complicados con el tiempo... Junio y julio me vienen más tranquilos (en principio) y prometo pasarme con mucha más calma por aquí!

(pero ya sabes que tu blog siempre estará entre mis favoritos!)

Un abrazo!

alas de vida dijo...

Que bien que llegue de nuevo la tranquilidad a tu vida, RICARDO, no te preoupes, yo llevo un año y poco que no está siendo fácil, problemas de salud y tal que ya están cogiendo el rumbo a solucionarse, nada grave, pero sí muy incómodo y con muy poca energía para estar en todos mis ambitos habituales, si te fijas, apenas escribo en mi propio blog. Pero como digo aparentemente ya hemos dado con el mal que me aquejaba y ahora ya puedo, ya estoy buscando solución.
Gracias por seguir estando, pese a mis silencios. Un abrazo.

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

4 inspiradoras leyes que voy a tener a cuenta.