febrero 09, 2014

cuando el dolor susurra....


Hoy la sensibilidad fluye por cada poro de mi piel,
Cada célula muta a una sensibilidad cada vez más profunda y menos entendible al mundo.
Lloro por todas las razones que tengo para llorar, por las que no entiendo y por las que están pero no veo,
es un llanto imperceptible a los ojos de los cuerpos que me miran.
Me pregunto si con tanto dolor guardado en los pliegues de los rincones más escondidos de mi SER,
puede el mundo, sentir mi amor.
.
.Voy a derribar las paredes que me ocultan,
no para que me vean los demás,
sino para no olvidarme de mi misma,
Y sólo dar cabida a quien no invada todo mi espacio, 
haciéndome desaparecer,
a quien no se sienta incómodo con mis silencios 
y no los interrumpa con vanidades para huir de ellos,
a quien sepa estar-se en mi espacio sin juzgar mi dolor,
a quien no me intente salvar y sólo me acompañe,
a quien no levante luchas para hacer creer que su dolor
es más grande o importante.
Sólo se va a quedar en mi vida quien su bandera sea el respeto,
sus ojos la libertad
y su caminar la ecuanimidad,
Exhalando amor a cada paso,
inspirando ternura en cada inhalación,...
**La Guardiana Del Oráculo**


5 comentarios:

arda dijo...

Hay mucha verdad en estas palabras, me ha gustado mucho. El silencio necesario para poder renacer.

arda dijo...

Querida amiga, a mi también me da mucha alegría volver a saber de ti. Tu blog sigue gustándome mucho y tus palabras vibran dentro de mi. Te mando un beso!

La Guardiana Del Oráculo dijo...

Arda, me encanta que estés por aquí, gracias cielo.

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Leerte resulta una inspiración

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Eres muy sabia y tus palabras transmiten elevación espiritual, justicia y amor hacia ti misma.

Sí, el dolor a veces nos anula, pero el simple hecho de reconocerlo ya es un paso hacia el amor, respeto y dignidad hacia nosotros y hacia los demás.

Marcar límites a los que nos interfieren o apartarse de los que nos dañas es prueba de autoestima y de coraje. Sin duda, un claro ejemplo de que se está viviendo en la verdad y la fuerza del alma